Dirección

Instagram

Llamar

WhatsApp

Menú

Fisioterapia de suelo pélvico

Banner

Técnicas manuales aplicadas a las alteraciones o patologías de la región perineal, como podrían ser incontinencia urinaria, incontinencia fecal, prolapsos, cicatrices, dolor pélvico, vaginismo o dispareunia.

Así como tratamiento integral de la mujer embarazada ( dolor, masaje perineal, retención de líquidos…) incluyendo el post-parto (dolor, cicatrices…).

Merece la pena hacer hincapié en no considerar el suelo pélvico únicamente como el área genital, puesto que hay un conjunto de factores como la competencia abdominal, la postura, la respiración.. que pueden provocar sintomatología en la región pélvica.

¿Cuándo debo realizar una consulta?

Siempre es buen momento para tomar conciencia de nuestro suelo pélvico y valorar su estado para prevenir posibles disfunciones, pero sobretodo ante situaciones cómo:

  • Búsqueda de embarazo o embarazo: si, el embarazo va suponer un gran cambio, ya no solo emocional sino también físico, por lo que nuestro cuerpo debe estar preparado para adaptarse lo mejor posible a esta nueva situación y prevenir posibles dolores o secuelas. Si aun no estás embarazada, pero esperas estarlo pronto, también está indicado para la puesta a punto e ir con la mejor condición física posible, además de con una mejor conciencia corporal que va a facilitar la adaptación de nuestro cuerpo a los cambios.
  • Práctica de deporte de impacto o hiperpresivo: Nuestro cuerpo debe estar preparado para resistir posibles aumentos de presión intraabdomninal, así como para contrarrestar el impacto repetitivo en el suelo pélvico que se realiza por ejemplo al correr.

¿Has sentido alguna vez que tenías pérdidas al realizar deporte? pues sentimos comunicarte que no es normal, pero que desde la fisioterapia especializada en suelo pélvico podemos ayudarte.

  • Pérdidas (incontinencia urinaria, fecal o gaseosa) esto es sinónimo de que los sistemas de continencia están fallando, al realizar una valoración de suelo pélvico en profundidad detectaremos qué factores están alterados y cómo podemos abordarlo para encontrar una solución. Bien puede ser una alteración hormonal, debilidad muscular, mala postura en actividades de la vida diaria, falta de conciencia corporal, intervenciones quirúrgicas…
  • Dolor: el dolor es un sistema de alarma que nos advierte que algo no va bien, por tanto, no debemos normalizar el dolor tras un parto, tras una intervención quirúrgica, al pasar mucho rato de pie, durante las relaciones sexuales…
  • Prolapso: la definición sería como el descenso de órganos o estructuras anatómicas, la percepción que tiene la paciente, a parte de la palpación de un bulto es una sensación de pesadez.
  • Estreñimiento: ya sea por la dificultad que presenta el momento del vaciado de heces, puede estar ocasionando lesiones o para poder ayudarte a facilitar el tránsito intestinal.
  • Cirugías: el tratamiento para recuperar las estructuras anatómicas tras una intervención ya sea tipo histerectomía, colocación de malla, episiotomía…